top of page
Buscar
  • Foto del escritorJennifer Seifert

Carta al amor de mi vida



Amor (Manolo) quiero tomarme un momento para darte las gracias por todo y cuando digo todo, en realidad es TODO. No solo los últimos 6 meses de infierno sino los 6 años de relación que tenemos y lo que te ha tocado vivir.

Gracias por ser esa persona que arregló muchas de las cosas que se encontraban rotas en mi cuando nos conocimos, autoestima, seguridad, etc., todas aquellas que fueron destrozadas por un matrimonio de 9 años lleno de engaños, mentiras, fradues, etc. Aunque afortunadamente no sufrí la ruptura de pareja por que la relación con el papá de mis hijos y yo había terminado mucho antes de divorciarnos te tocó ofrecerme apoyo incondicional por la gran preocupación que tenía por salir adelante por mis hijos y que ellos se encontraran bien.

Te tocó ser testigo principal de lo difícil que fue pero de lo bien que se logró. Te tocó enfrentar un "responsabilidad" que no era tuya, desde convertirte en una figura paterna de manera indirecta con mis hijos, hasta hacerte responsable económicamente de ellos en muchos aspectos; hasta recibir sus actitudes de desprecio fomentadas por su papá siguiendo ciertas instrucciones de comportamiento que ellos debían tomar contigo en su presencia pero sobrellevándolo como pocos. Ellos se transformaban en su totalidad cuando estábamos solos y se dejaban disfrutar de la creación y rutina de una familia reconstruida en donde podían ser felices, expresarse, confiar y crecer.

Te tocó escuchar de voz de Sophie y Matteo lo que su papá decía de ti y de tus hijos y como el increíble se humano que eres lo único que buscaste fue contención para los 4 niños. Te tocó verme preocupada, angustiada y estresada a más no poder por pagos, gastos deudas e hiciste lo posible y lo necesario para ayudarme a salir adelante por el bien de los niños. Te tocó presenciar la cara de tristeza cuando su papá no llegaba a alguna actividad importante del colegio y ser cómplice de las actividades que hacíamos para distraer su atención y pensar en cosas positivas.

Viviste en primera fila lo difícil que fue para mi tomar la decisión de levantar una demanda en contra del papá de mis hijos a pesar de todo y me ayudaste a poner en una balanza y entender que aunque yo podía sola con eso y más, que él tenía que hacerse responsable de lo que le correspondía a favor de los niños, no de mi. Te tocó vivir este proceso durante más de 3 años leyendo y escuchando semana tras semanas las excusas del papá de mis hijos de por qué no podía pagar lo que le correspondía de los niños, por qué no podía pasar más tiempo con ellos. Te tocó ver la ayuda que le solicité durante la pandemia para su cuidado durante clases en línea y todos los mensajes sin responder y la acumulación de más pretextos.

Viviste el desfile interminable de novias del papá de mis hijos que entraban y salían de la vida de los niños creando cada vez más complicaciones y confusiones. Atravesaste todos los comentarios y mentiras con los que llegaban a la casa después de pasar una tarde con su papá. Comentarios como: "mamá por que mi papá tiene que mantener a Manolo y a sus hijos en SU casa", "mamá, mi papá dice que su relación terminó por que ya andabas con Manolo", "mamá mi papá dice que él paga todo y que nunca ha dejado de pagar nada" - cosas que no eran ciertas y cosas que no debemos de estar escuchando de la boca de niños de su edad.

Fuiste mi apoyo y motivador principal para decidir cambiarme de trabajo cuando sabías lo difícil que era para mí por todo lo que implicaba; pero que la necesidad de tener más ingresos era indispensable para poder sacar adelante a mis hijos. Esa oportunidad de trabajo única que tenía en la vida en dónde podía pasar el tiempo necesario con los niños y desarrollarme profesionalmente sin ningún problema. Resultó ser una de las mejores decisiones de mi vida pero fue un cambio de rutina importante para Sophie, Matteo y para mí.

Viste el impresionante impacto que fue para Sophie y Matteo cambiarse de colegio por que ya no podía con la colegiatura y lo poco que le importó al papá hacer un esfuerzo por evitar estos daños emocionales.

Estuviste presente en las conversaciones con los niños cuando Matteo no se quería ir con su papá por que se aburría, por que no hacían nada, por que lo dejaban con su abuela o su tía que era muy regañona y que nunca estaba su papá; y como entre los dos apoyábamos pero también fomentábamos el que quisiera pasar tiempo con su papá por que era parte "importante" de su desarrollo; aunque ahora nos damos cuenta que no era lo ideal.

Fuiste tu el primero en apuntarte en apoyarme con los psicólogos con los que fui yo para apoyar a Sophie cuando estaba sufriendo alienación parental y abuso psicológico de parte de su papá y las terapias de Matteo cuando su papá nunca fue capaz de presentarse y/o preocuparse por esto ni una sola vez.

Gracias por enseñarles a mis hijos a andar en bici, a nadar, las luchas de cosquillas, las pizzas de tortilla de harina, salsa Prego y queso, las largas pláticas cuando estaban intranquilos, las salidas a comer, las idas de vacaciones, entre cientos de cosas más.

Gracias por poner límites cuando eran necesarios sabiendo que esos arrebatos de parte de ellos eran fomentados y alimentados por su papá para poder tratar de ir en contra de todo lo bueno que estabas construyendo en ellos.

Gracias por que tú y Claudia (tu ex esposa) han sido un ejemplo de cómo se debería de comportar una pareja divorciada por el bien de los niños.

Gracias por ser esa persona que construyó y no destruyó cuando tuviste muchas cosas en tu contra.

Pero sobre todo, gracias por estos 6 meses de amor y apoyo incondicional. Haz podido mantenerte a la perfección aun sabiendo que hasta a tus hijos los involucraron en un tema legal por motivo de venganza en mi contra. Gracias por acompañarme a cada cita en los juzgados, a todos los ministerios públicos del Estado de México, a levantar todas mis denuncias, a cada cita con personas importantes, a cada entrevista, a cada reunión con abogados, entre cientos de cosas más.

Gracias, por que tu más que nadie sabe que yo no merezco esta pesadilla y haber pasado un día sin mis hijos y por que te ha tocado de rebote a ti y a tus hijos vivir esta crueldad de primera mano y no haz titubeado uno solo segundo. TE AMO.






210 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page